Últimos cuentos cortos publicados

El roble y la rosa

La familia vivía en una enorme casa que tenía un patio trasero. En el límite del terreno había un roble de extensas raíces y una verde arboleda. Al principio la familia estaba feliz con el árbol: los niños se trepaban a sus ramas, los padres habían instalado una mesa para compartir la comida debajo de su exuberante sombra y todo giraba en torno a...

La flor-pájaro

Había nacido allí en ese mismísimo punto en el que se encontraba. Era una flor de pétalos amarillos que en lo mustio del paisaje pasaba desapercibida. Se llamaba Cora, pero no sabía mucho más que eso de ella misma. Pasaba los días mirando el sol, extrayendo sus alimentos de la tierra y observando; ¡eso sobre todo!: le gustaba ver qué pasaba a su...

Muñeco de madera

No había nada que Eliseo deseara con más intensidad que ese muñeco de madera de brazos livianos; parecía tener la habilidad de volar, porque al sus brazos rozaban el aire con una elegancia que el niño sentía que en cualquier momento podría encontrarlo flotando en el aire como un barrilete. Cada tarde pasaba por la juguetería, lo miraba desde la vidriera...


Abismos

Hacía semanas que no los oía. A Raúl le resultaba extraño que ya no estuvieran deambulando por el jardín los ratoncitos que durante todo el verano lo habían acunado con sus mínimos pasitos en la pared contra la que estaba acomodada su cama. Se levantó de prisa asustado y descubrió que ya no quedaba ninguno; se habían marchado sin despedirse....

Las moscas

Estaba siendo un buen verano. El calor no achicharraba demasiado ese año y me permitía continuar con mis labores de escritura sin recordarme a cada instante a los millones de personas que se encontraban en ese mismo momento disfrutando de una tarde de playa, sol y bebidas isotónicas. Iba de maravilla: escribía por las mañanas, a la tarde conseguía...

Hundimiento

Todos los veranos íbamos a veranear al campo. Cuando era muy pequeña disfrutaba de pasar tiempo con mis padres en ese lugar pero cuando cumplí doce años las cosas cambiaron. Los veranos se hacían aciagos y cada vez me costaba más soportar el largo mes de agosto aislada de la gran ciudad. En el campo visitaba a mis primas que como era mucho más...

Sólo animales

El Marquitos —no es que sea chico pero como es tan cariñoso todos lo llamamos así— es el maestro de la escuela: el único porque somos pocos para aprender. Él dice que los animales son iguales a nosotros y que no tenemos derecho a hacerles daño. Desde que dijo eso me cuesta comer; miro el bistec que me prepara mi hermana Verónica y me repugna, hace...

La oscuridad

'Todos los niños van al cielo' le había dicho su madre poco tiempo antes de morir, 'y te prometo que yo también estaré ahí y cuidaré de tu hermanito. Y juntos vendremos a buscarte pronto'. Es difícil para un niño de seis años aceptar que su madre ya no estará a su lado, pero más aún comprender que algo llamado muerte sea el responsable de arrebatarle...

Nahuel quiere cantar

'¡Vete y no vengas más! La música no es para ti'. Al escuchar a su profesora Nahuel se puso muy triste y, completamente confundido y frustrado, abandonó la clase de canto. No hay nada más triste para un niño que oír de labios de un mayor en el que confía que justo lo único que desea hacer en su vida no es para él. Por suerte, Nahuel era un...

La piedra negra

Era la única. Se cansaba de ser tan distinta. Todas las demás piedras tenían su propio clan pero ella siempre andaba aliándose con alguna descarriada sin encontrar un grupo donde sentirse contenida. Piedras amarillas, rojas, blancas y grises formaban equipos, paseaban, reían con otras de su especie; pero ella toda negra, no conocía a nadie que se le...


1 de 29123»...Final »

Buscador de cuentos