Clara y el belén de navidad


La pequeña Clara, era una gran aficionada a construir belenes. Cada año, se dedicaba con pasión a planificar todo aquello que deseaba incluir en el próximo.

Cuando llego la hora de montarlo,  todos se quedaron maravillados ante la gran obra que había llevado a cabo la niña. Todos los personajes, tenían un aspecto estupendo e incluso, les había hecho, unos preciosos trajes para la Virgen María y San José ,y para que el niño no tuviera frío, una mantita bordada con hilo dorado.

Todos los elementos del belén, lucían con un brillo especial, tanto que fue seleccionado para ganar multitud de premios e incluso fue propuesto como finalista, para ganar el primer premio nacional del mejor belén.

Estaba tan ilusionada, que se levantó antes de lo normal para darle los últimos toques, antes de que esa mañana, fueran a visitarlo los jueces. Cuando llegó al lugar donde estaba dispuesto su maravilloso belén, no creía lo que estaba viendo. Todo lo que había construido con tanto esmero, estaba destrozado.

Antes de que tuviera tiempo a preguntarse por el autor de tal fechoría, su hermana pequeña, con su mejor sonrisa, confesó que la que había hecho eso, era ella, por ayudarla.

Aunque su intención era regañarla, el niño Jesús, le hizo comprender, que no merecía la pena  enfadarse con ella y tras felicitarla por su hazaña, le dio el más grande de los besos.

Escrito por Lucky en Cuentos de navidad.

Buscador de cuentos