Cuentos con moraleja cortos bonitos

Los dos amigos y el oso

Cierto día, dos amigos se encontraron dando un apacible paseo por el bosque. Como hace tiempo que no se veían, comenzaron a contarse todo aquello que les había sucedido en este prolongado período. Tan absortos estaban en su conversación, que no se dieron cuenta de que un enorme oso se acercaba a la carrera hasta su posición. Cuando el oso estaba a...

Las mentiras tienen patas cortas

A mi padre le regalaron una armónica cuando tenía 15 años. Él nunca aprendió a tocarla. En su casa estaba lleno de libros en francés y alemán; pero él jamás balbuceó una sola palabra en otro idioma. Sin embargo, me decía que hablaba esos idiomas a la perfección y que de niño era el mejor de su clase con ese instrumento. Cuando yo tenía...

Los Zapatos de la esquina

Bob era un muchacho demasiado rebelde y agitador, todos los profesores se quejaban de el, de sus palabras y conducta. Todos los días tenia que cumplir horas en detención por las cosas malas que hacía y lo peor de todo: Bob era un bully, un chico al que le encantaba burlarse de otros, hacer bromas de mal gusto e inclusive algunas veces golpear a otros...


Sabrina, el hada del invierno

Sabrina era una pequeña hada del invierno, todos los días trabajaba arduamente para crear los más bellos copos de nieve y los guardaba con suma delicadeza, cuando su jornada laboral terminaba tachaba un día más en su calendario y se llenaba de emoción: El día de la visita a la Tierra llegaba. Sería su primera vez y estaba dispuesta a hacer todo para...

Rumpelstilskin cumple un deseo

—Te he dicho que me dejes. Si no vas a hacerlo es porque no me quieres—, le gritó Elsa por enésima vez. Jorge llevaba algunas horas intentando entrar en el dormitorio de su hija, que se hallaba cerrado a cal y canto desde dentro. Hacía mucho que Elsa no se sentía bien y se resistía a hablar con su padre. En una época ella y su padre se...

Los Principes de Divindel

Divindel era un prospero reino, gobernado por un rey a quien todo el pueblo amaba por su bondad e interés para que su pueblo viviera en las mejores condiciones de justicia. Parecería que su vida era perfecta pero había un problema en su vida, bueno, de hecho eran dos: Sus hijos. Ginna, la hija mayor, era una joven demasiado vanidosa, todos los trataba...

Los dos perros

En un lugar muy lejano en medio de un frondoso bosque de robles, un hombre compartía su existencia junto a sus dos perros apaciblemente. Uno de los perros, estaba entrenado para ayudarle a conseguir alimento y el otro dedicaba su existencia a cuidar de las posesiones de su dueño. Cuando salía en busca de alago para poder comer, elegía por compañero...

Isabel se siente gorda

—Deberías dejar de comer tanto, ¡Gorda! Isabel se echó a llorar, pero continuó comiendo con voracidad (quizás con más ansiedad que antes) el enorme trozo de tarta que casi ocupaba más espacio que el mismo plato. Sus lágrimas mojaban el chocolate y su sabor dulzón se volvía un tanto ácido; como cuando te mojas los labios después de haberte...

El precio de la Curiosidad

Sabrina era una pequeña hada del invierno, todos los días trabajaba arduamente para crear los más bellos copos de nieve y los guardaba con suma delicadeza, cuando su jornada laboral terminaba tachaba un día más en su calendario y se llenaba de emoción: El día de la visita a la Tierra llegaba. Sería su primera vez y estaba dispuesta a hacer todo para...

Los animales del Circo

Ralph era un mono muy simpático quien fue separado de su madre cuando era muy pequeño, los humanos que lo cazaron lo vendieron a un circo. Por lo que había escuchado Ralph, el circo era un lugar muy divertido y a pesar de su tristeza  por la separación de su madre, la idea de ir ese lugar lo entusiasmó.  Al poco tiempo de llegar, se dio cuenta de...


1 de 4123...Final »

Buscador de cuentos