Cuentos de suspenso cortos bonitos

La soledad de la noche

Mi coche se había descompuesto en el medio de la nada; todo cuanto me rodeaba era un extenso camino completamente desierto. Y, encima, era domingo. ¿Quién iba a aventurarse por ese Sahara en un día de descanso? ¡Sólo yo! Había estado lloviendo todo el camino; ahora había amainado, pero el cielo no parecía nada amigable. No tenía alternativa:...

La criatura del desván

El primer día que se supo de la criatura del desván, fue cuando un niño, tuvo que subir para buscar un libro. En medio de la oscuridad más absoluta, distinguió dos ojos, cuya mirada sentía como se clavaba en todo su ser. Esos ojos enormes, a casi un metro de distancia, daban la impresión de que su dueño era un ser enorme y horripilante. El niño,...



Buscador de cuentos