El árbol mágico


En un lugar muy lejano, un niño, que caminaba despreocupadamente por el prado, se encontró con un gran árbol, que crecía no lejos de allí.

Acercándose, para verlo mejor, se dio cuenta de que una de sus ramas, colgaba un cartel en la que se podía ver la siguiente leyenda: soy un árbol mágico, si quieres descubrirlo, tendrás que pronunciar las palabras mágicas.

Sorprendido por el hallazgo que acababa de hacer, el niño, estuvo reflexionando durante un buen rato, sobre cuales serían las palabras adecuadas.  A pesar de su esfuerzo y de usar todas y cada una de las palabras mágicas que se usan  desde siempre, el árbol, no parecía reaccionar con ninguna.

Hasta que, el agotado niño, pronunció las siguientes palabras: por favor árbol, enséñame tu secreto. Acto seguido, la puerta secreta del árbol, se abrió de par en par para el niño, que entró temeroso en su interior.

Todo estaba muy oscuro, excepto un pequeño cartel, en el que se animaba al niño a buscar otra palabra mágica, con la que pudiera descubrir el secreto del árbol. Al pequeño se le ocurrió darle las gracias y al instante, una luz iluminó el interior, dejando al descubierto un lugar lleno de juguetes y deliciosas chucherías.

Desde entonces, las palabras por favor y gracias, fueron usadas por miles de niños, para conseguir todos sus deseos.

Escrito por Lucky en Cuentos de fantasía.

Buscador de cuentos