El caballo de plata


El príncipe Alí, se aburría en su palacio por llevar una vida muy monótona, tanto que un buen día decidió irse en un barco en busca de aventuras.
-Parece que se acerca una tempestad-pensó-.El viento comienza a levantar las olas.
Estaba en lo cierto, no paso mucho rato, hasta que una gran tormenta, comenzó a mover el barco como si fuera una cáscara de nuez. El capitán gritó: sálvese quien pueda, el barco se hunde.
Alí, consiguió saltar a tiempo y gracias a las olas, llegó a una isla en la que habitaba un genio, el cual le tomó como criado.
Su labor, era le procurarle caza al genio, ya que su criada, una princesa llamada Zoraida a la que había secuestrado, solo podía procurarle fruta.
Al ir a cazar, se encontró con un cervatillo, el cual le suplicó que no le matara a cambio de desvelarle como salir de allí. Guiándolo hasta un castillo, el que vivía el caballo de plata al que si conseguía domar, le ayudaría a derrotar al genio malvado.
Con mucho esfuerzo, consiguió domar al caballo, que resultó ser el antiguo genio de la isla al que el malvado, había encantado.
Derrotado el genio malvado, Alí y Zoraida, pudieron regresar al reino de la princesa, donde el sultán, agradecido, concedió la mano de Zoraida a Alí y fueron felices para siempre.

Escrito por Lucky en Cuentos de aventuras.

Buscador de cuentos