El canguro y el pingüino


En un lugar muy lejano, vivía un canguro, al que nadie podía derrotar en ninguna carrera. Tal era su éxito, que empezó a mostrarse demasiado antipático con los demás, ya que para él eran seres inferiores que no podían comparársele. Al que peor trataba de todos, era a un diminuto pingüino que por allí vivía y al que sus patas no le permitían desplazarse tan rápido como a los demás.

Harto el zorro de la actitud del canguro, comenzó a organizar una nueva carrera en la que le otorgaba la victoria al pequeño pingüino, lo que hizo que el canguro se ensañara mucho más con él. Cuando llegó el día de la carrera y todos los participantes llegaron hasta el lugar indicado, comprendieron por fin las palabras del zorro.

El circuito elegido para esta ocasión, era un hermoso lago que debían atravesar, para llegar a la otra orilla. Contento, por poder demostrar su valía, el pingüino se lanzó al agua sin pensarlo y atravesó el lago en un pispas, ganando sin oposición la carrera. El orgulloso canguro, tras mucho sufrimiento, consiguió terminar la carrera en muy malas condiciones.

Cuando todos esperaban que el pingüino se vengara del canguro, este les sorprendió ayudándole y ofreciéndose amablemente para enseñarle a que nadara tan bien como él. Desde aquel bonito día, las burlas cesaron y vivieron felices para siempre.

Escrito por Lucky en Cuentos de animales, Cuentos infantiles.

Buscador de cuentos