El irrecuperable tesoro de las reinas del mar


Un día, Eva, encontró el mapa de un legendario tesoro, el de las Reinas del Mar, cuyo contenido eran todas aquellas joyas, que las sirenas rescataban de los barcos que terminaban en el donde del mar. Para poder llegar hasta el tesoro, era necesario contar con la fuerza de una amistad verdadera.
Reflexionando mucho, decidió contarle todo a Lucía, una de sus amigas, con la que pactó, que si conseguían el tesoro, lo repartirían en partes proporcionales. Provistas de un carro, iniciaron la búsqueda del tesoro. Cuando por fin habían cargado todo el tesoro y se encontraban saliendo de la cueva, las joyas se esfumaron sin dejar rastro, volviendo a su lugar, todas y cada una de las veces que lo intentaron sin éxito.
Al ver, que con Lucía, nada podía conseguir, decidió llamar a Lola, con la que tampoco tuvo éxito.
Solo le quedaba María, que con muy buen criterio, avisó a Lola, para que fueran las tres a buscar el tesoro, con el que harían muchas cosas buenas, si lograban sacarlo de la cueva.
¿Qué pensáis que paso? Pues que las tres amigas, consiguieron hacerse con el tesoro sin problemas y fueron para siempre las mejores amigas del mundo.

Escrito por Lucky en Cuentos para niñas.

Buscador de cuentos