El misterioso ladrón de ladrones


El Caco Malako, era todo un experto en el arte de robar. Nada se le resistía y eran tan bueno en su oficio, que jamás lo habían capturado. Su tranquila vida, se trunco un buen día, cuando una noche, descubrió que alguien había entrado en su casa.
Muy a su pesar, decidió buscar ayuda de la policía, para encontrar al valiente, que había sido capaz de robarle en su propia casa.
Desde ese día, comenzó a sospechar de todos los vecinos, los cuales, quizás enterados de sus robos, habían decidido vengarse. Pero nada pasó en unos cuantos días, así que Malako, pensó que no volvería a repetirse.
Por desgracia para el Caco, volvieron a robarle, ayudados por la oscuridad de la noche. Sin otra solución, tuvo que regresar a la policía, que ante su tozudez, le instaló en su casa una cámara de video, para lograr identificar a ladrón, en el caso de que volviera de nuevo a su hogar.
Algo que volvió a suceder unas noches después. Gracias a la cámara, la policía pudo averiguar quien era el culpable y avisó a nuestro Caco, para que identificara a su ladrón.
Cuando el video comenzó a funcionar, el Caco Malako, se quedó muy sorprendido, el ladrón de su casa, era él mismo. Algunas noches, se levantaba sonámbulo y escondía todos los objetos de su casa, junto a los que había ido sisando a lo largo del tiempo.

Escrito por Lucky en Cuentos policiales.

Buscador de cuentos