El paje de la princesa


La princesa Lindaflor, permanecía en un estado de melancolía permanente. Su padre preocupado, decidió pedir consejo a los más prestigiosos médicos del reino, que nada pudieron hacer por remediar su mal.
Como último recurso, acudió a consultar al hada del bosque, la cual le dijo que solo se curaría, si alguien se introducía en las aguas del Lago Negro y permanecía allí, convertido en pez.
Sin embargo, nadie estaba dispuesto a tal sacrificio, a excepción de un paje, llamado Fabián, cuyo amor por la princesa era tal, que no le importó convertirse en pez, si eso la curaba.
La princesa Lindaflor, se curó a la perfección, para contento de su padre.
Una casualidad del destino, hizo que un joven pescador, pescara un gran pez, que juzgo digno de la mesa real. Preparado por el cocinero y cuando la princesa iba a hincarle el diente, el pez se convirtió en el paje Fabián, al cual el rey agradecido, le concedió la mano de su hija.

Escrito por Lucky en Cuentos de princesas.

Buscador de cuentos