La cola del león


La vida del pequeño Leo, transcurría en un tranquilo pueblecito, en el que vivía junto a sus padres. Leo era un niño bastante delgado y pequeño, al que los niños del pueblo de al lado, estaban constantemente molestando.

Por suerte para nuestro amigo Leo, un simpático mago, que por allí pasaba, le regalo un objeto mágico, una cola de león que podía ponerse en la cintura, con el que nada tendría que temer, ya que el que la llevara, se convertiría en un hermoso león.

Al día siguiente, los otros niños comenzaron a meterse con el como siempre y cuando el miedo estaba comenzando a apoderarse de él, recordó las palabras del mago sobre los efecto de la cola de león que llevaba puesta. Justo en ese momento, una fuerza desconocida, recorrió su cuerpo, haciéndole enfrentarse con los abusones.  Los otros niños, sorprendidos por el cambio de actitud de Leo y viendo que iba a enfrentarse realmente con ellos, salieron corriendo despavoridos.

El pequeño Leo, pensó que se había convertido realmente en un león y se quedó muy intrigado al ver que seguía teniendo el mismo aspecto de siempre, tanto es así, que le pregunto al mago si se había convertido realmente en un león.

El mago le contó que era algo imposible y que únicamente le había enseñado a ser valiente y a que ningún niño se metiera con él por diversión.

Escrito por Lucky en Cuentos para niños.

Buscador de cuentos