La leyenda de la llorona


En un pueblo lejano, cerca de un rio, vivía una madre con sus dos pequeños niños. Ella era una madre amorosa, cuidaba de sus hijos con un cariño inigualable, pero había algo que ninguna persona en el pueblo sabía: la madre, era una bruja malvada que se dedicaba a maldecir a otros habitantes para su propio beneficio y diversión.

Una terrible noche pagó por sus acciones: Un demonio se apoderó de sus pensamientos y su mente, la voz del ser maligno en su cabeza, le decía que tenia que pagar por sus acciones, y sin estar plenamente consiente de lo que hacia, la madre tomó a sus dos pequeños hijos y los llevo al rio, hizo exactamente lo que le dijo el demonio: Ahogó a sus hijos en el rio.

Cuando salió de su estupor la madre vio a sus dos pequeños bebés flotando en el rio, sin vida. Se dio cuenta de que ella había sido la responsable y se odió por ello. Queriendo seguir a sus hijos en el camino de la muerte, comió de una hierba venenosa que crecía a orillas del rio y se quitó la vida.

Sin embargo al haber sido una bruja muy malvada, tenia que pagar por sus acciones, y aunque su cuerpo murió, su alma sigue viva. Por las noches, aun se puede ver el alma de la bruja vagar por las calles del pueblo, arrepintiéndose de lo que hizo, llorando y gritando con voz estridente lamentos que aterran a todo el que la escucha y todo el mundo la conoce como la llorona.

Escrito por Vuelapluma en Cuentos de Halloween, Cuentos de La Llorona.

Buscador de cuentos