La maldición del infante


En un reino muy remoto, reinaban unos reyes, a cuyo único retoño, todo el mundo conocía como el infante.
Nuestro pequeño amigo, era un niño de 8 años, al que todo el mundo temía porque estaba maldito y cuyo reinado, solo traería la desgracia al reino.
Cansado de escuchar siempre lo mismo, un buen día, decidió preguntarle al rey porque la gente decía esas cosas tan malas sobre él.
Su padre le contó, que cuando él tenía 3 años, una bruja, apareció por el reino, contando ese falso rumor, que gran parte de los súbditos da como cierto.
Conmovido por la tristeza de su hijo ante estas mentiras, decide trazar un plan, para acabar de una vez por todas con las habladurías del pueblo. El plan consistía en vestir al niño, como si se tratara de un demonio y que pronunciara las siguientes frases:
-Gentes del pueblo, la profecía se ha cumplido, si no queréis correr la misma suerte que el rey, tendréis que acatar mis órdenes.
La gente del pueblo, aterrorizada por estas palabras y temiendo que les pasara lo mismo que a su rey, huían sin rumbo por todos los confines del reino.
Únicamente se quedaron, aquellos que no creían en las historias de brujas, los cuales vivieron una larga y feliz vida junto al rey y al infante.

Escrito por Lucky en Cuentos de brujas.

Buscador de cuentos