La zorra que lleno su barriga


Había una vez una zorra que vivía en un claro del bosque, en el que cada día era más complicado encontrar algo con lo que pudiera alimentarse. Quiso la suerte que un día, encontrara en el interior de un tronco caído, la merienda de unos confiados pastores, que allí la habían escondido para evitar que alguien se la robase. Cuando la zorra entró en el tronco yvio semejante festín, se puso a comer con tanta rapidez, que cuando quiso darse cuenta, había terminado con todo.

Satisfecha como estaba y con una barriga enorme, intentó salir de su escondite e irse a dormir a un lugar más apartado. Pero, por culpa de su abultado estómago, no podía salir de allí por más que lo intentara. Impotente ante esta situación, comenzó a lanzar gritos de auxilio, con la esperanza de que alguien pudiera rescatarla de tan penosa situación.

Cuando el desánimo estaba empezando a hacer mella en ella, vio acercarse a lo lejos a otra zorra, que atraída por sus gritos, se acercó a conocer el porqué de su desgracia. Cuando su compañera le contó lo sucedido, le dijo:

-Yo no me preocuparía por ello, ni gastaría tiempo en lamentarme. Lo único que necesitas es esperar a que tu barriga vuelva estar como antes y seguro que puedes salir sin problema.

 

Moraleja: si tienes paciencia, podrás solucionar todo lo que te propongas

 

Escrito por Lucky en Cuentos con moraleja, Cuentos de animales, Cuentos para pensar, Cuentos para reflexionar.

Buscador de cuentos